imagen-novedades

La ley 20.416 genera importantes facilidades para las PYME, esto es, la pequeña y mediana Empresa. Quedan comprendidas todas aquellas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios sean inferiores a 100.000 uf. La mayor preocupación que es resuelta por esta ley pasa por facilitar la iniciación de actividades, con permisos provisorios, para quienes lo pidan por primera vez, si su capital efectivo no supera las 5.000 uf. Ese permiso tiene una vigencia de un año y deberá ser otorgado en los 60 días siguientes a su solicitud.

Adicionalmente, en materia sanitaria le es permitida la autodenuncia, para eximirse del pago de una multa o lograr una importante condonación y, obliga a los SEREMIs de Salud a otorgar los permisos sanitarios o autorizaciones en un procedimiento breve, en lo que antes podría tardar meses. Las PYMEs son protegidas por la ley de protección de derechos del consumidor y obtener asesoría de insolvencia. Finalmente, son beneficiadas con rebajas en las multas laborales.
Usted puede constituir solo una PYME, utilizando la estructura de una sociedad por acciones, a un costo muy inferior a otras formas de personas jurídicas y con un procedimiento simplificado.

Esta misma ley permite al empresario individual u organizado como Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) que sea contribuyente de IVA y con un promedio de ventas anuales no superior a 5.000 uf, entre otros requisitos, acogerse a un sistema simplificado de contabilidad en formato electrónico. En ese evento no está obligado a llevar contabilidad completa, confeccionar balances, aplicar corrección monetaria, efectuar depreciaciones, realizar inventarios, confección el registro FUT y deducción inmediata de las inversiones e inventarios entre otras.

El PPM se fija en 0,25% de las ventas brutas mensuales, evitando la solicitud de devolución al Fisco, por los excedentes.

Todo el trámite es posible hacerlo por vía computacional, al extremo que el sistema construye automáticamente los registros de ingresos y egresos exigidos por la ley tributaria, siendo calculada automáticamente la base imponible del impuesto de primera categoría, todo lo cual contribuye a disminuir ostensiblemente o eliminar el trabajo de contabilidad, con el consecuente ahorro empresarial.

Consulte con nuestro estudio su proyecto, su situación patrimonial, inversión o problema financiero e investigaremos la mejor línea de solución con sus diferentes alternativas.